Consejos para mantener tu jardín en invierno 

Durante todo el año hemos estado cuidando nuestras plantas, abonándolas y cortándoles las hojas secas que les sobraban durante su crecimiento. Pero ahora nos encontramos en un momento peligroso puesto que llega el invierno y con él, el temido frío para mantener a salvo nuestros pequeños jardines o huertos de nuestros hogares. Muchos nos encontramos en el momento de no saber qué hacer ni como conservar nuestras plantas de la mejor manera posible. Ya sabemos que el clima es muy importante para nuestros pequeños seres vivos, pero aún estás a tiempo de preparar todo y acondicionarlo para convertir las bajas temperaturas en nuestras aliadas.  

Vamos a darte una serie de consejos para tu jardín

1. Visualiza tu jardín y mira en qué parte puede perjudicar el frío a tus plantas. Es decir, el frío siempre va a calar más en ellas conforme más planas y horizontales estén. Te aconsejamos que, si las puedes mover las pongas en algún mueble alto y que estén en vertical, de este modo el frío no les afectará directamente.  

2. Tapa las más sensibles. Puedes hacerte con un plástico que le haga el efecto invernadero y así protegerlas. No son todas las plantas iguales por lo que infórmate y conoce cuáles de las que tienes plantadas son las más débiles al frío. 

3. Antes de que venga el invierno asegúrate de limpiar todas las malas hierbas y las plantas secas que tengan tus plantas. Te aconsejamos que quemes los hierbajos para que no vuelvan a salir y puedas mantenerlas sanas. Durante el invierno no es aconsejable que manejemos mucho a nuestras plantas ya que durante el invierno ellas se mantienen semidormidas y no se desarrollan tanto como en otras estaciones del año. Por eso, también ten en cuenta que con el abono pasa exactamente igual por eso durante estos meses no pongas tanto y déjalo para cuando empiece el calor. 

4. Debes reducir el riego. Si eres un apasionado de las plantas seguro que lo sabes, pero queremos recordártelo para que no caigas en el error. Debes hacerlo menos, pero con mayor exactitud, preocupándote de regar bien las zonas importantes. Cuando llueva no riegues las plantas hasta pasados unos 15 días aproximadamente.  

5. Sigue manteniendo todo limpio y cuidado para que las plantas no se vean afectas. Descuidarlo puede ser un factor que haga que todo este trabajo anterior no sirva para nada. Es el momento de cambiar aquellas plantas que no te gustan en su sitio actual a un nuevo macetero o de cambiarlas de ubicación.  

Ya sabes que tener tu propio jardín conlleva multitud de cuidados y de responsabilidad para que todas las plantas puedan crecer de manera natural. No quites tu atención en invierno porque es cuando puedes perder aquellas flores que más te gustan de tu hogar. Aprovecha para destaparlas cuando aparezcan esos pequeños rayos de sol que nos da el invierno para que puedan absorberla ya que para ellas es lo más esencial.  

By | 2020-10-23T12:38:27+00:00 octubre 23rd, 2020|Consejos|