Limpieza de los depósitos de agua potable: Una tarea para especialistas

Los depósitos de agua potable deben someterse obligatoriamente a un exhaustivo proceso de limpieza. Pero al tratarse de un sistema diferente a cualquier otro es necesario que esto lo realice un especialista. Puede parecer simple, rápido y sencillo de lograr pero en sí es una tarea que requiere tiempo, conocimiento y esfuerzo.

Para hacer este procedimiento debemos ajustarnos al Real Decreto 140/2003 de fecha 7 de febrero. En este documento se plasma detalladamente cómo debemos realizar la limpieza de los depósitos de agua potable. Se basa en criterios de higiene y salubridad que garantizan un resultado 100% impecable. Esta ley explica detalladamente quiénes son los responsables de ejecutarla y velar que se cumpla, se trata de los propietarios.

Limpieza de depósitos de agua potable en la comunidad

En una comunidad en donde el depósito de agua potable es compartido ocurre un proceso muy común. Cuentan con aljibes que acumulan agua fría en su interior. Estos se ubican en los compartimentos de presión de agua que son distribuidos uniformemente por todo el conjunto residencial.

La ruta del agua desde que parte de la central hasta llegar al grifo del hogar padece de varias transformaciones. Esto repercute directamente en la calidad del agua y por eso es clave intervenir en el último eslabón (nosotros) de la cadena para evitar problemas.

Los depósitos de agua potable de una comunidad requieren obligatoriamente un mantenimiento y recuperación de los canales de distribución. Con esto eliminamos o reducimos considerablemente cultivos de hongos y bacterias.

¿Cómo es el tratamiento de los depósitos de agua potable?

Las leyes exigen una limpieza de los contenedores de agua potable o aljibes de una comunidad o de uso doméstico una vez al año. En el interior de estos depósitos encontramos agua sucia, estancada, color verdoso, con sedimentos, de mal sabor y olor. El tratamiento debe incluir un proceso de desincrustación y desinfección, para luego genera un proceso de aclaramiento. Para ello hay una serie de productos enlistados en el Real Decreto que podemos usar.

Además, están avalados por el Ministerio de Sanidad del país quien también exige que sean empresas especializadas las encargadas de hacer la labor. No es recomendable hacerlo uno mismo por todas las exigencias y normativas que implica el procedimiento. Además, la empresa debe estar registrada debidamente en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas (ROESB).

Paso a paso para la limpieza de aljibes o depósitos de agua potable

Los especialistas inician el proceso con un vaciado completo del depósito o aljibe. Al hacerlo ingresan en este para hacer una limpieza a profundidad de paredes y suelo. Se rigen por la norma completamente y aplican únicamente productos permitidos. Utilizan un cepillo duro, agua e hipoclorito de sodio junto a una disolución de 20-30 ppm por unos 30 minutos.

Luego aplican un lavado de agua a alta presión para eliminar las impurezas que está adherida a la superficie. Por último, vuelven abrir las válvulas para llenar el depósito y volver a tener agua limpia y saludable. Al transcurrir 15 días de la limpieza, se realiza un análisis del agua para saber si soporto el tratamiento satisfactoriamente.

¿Por qué es importante la limpieza de depósitos de agua de la comunidad?

La importancia de mantener limpio los aljibes o depósitos de agua potable es que este líquido lo usamos en casa para todo. Desde cocinar, lavar, asearnos, limpiar. Si el agua llega contaminada estaríamos proliferando un cultivo de hongos y bacterias en todos lados (casa y organismo). Bien sea en comunidad o localizado en el hogar, es fundamental realizar una limpieza periódica de estos contenedores.

Además, su uso no es continuo siendo este un reservorio de agua en caso de una falla del suministro. Cuando el agua está estática por mucho tiempo corre el riesgo de generar sedimentos, cal, algas, hongos, bacterias, mal olor y sabor.

Por otra parte, la ley lo exige a través del Real Decreto 14/2003 que no solo exige la limpieza  del estanque sino de tuberías, espacio, aljibes, entre otros. También indica que los propietarios del inmueble de una comunidad deben velar, en conjunto, por aplicar esta ley. Para ello deben:

  • Los espacios deben tener una dimensión adecuada para el almacenamiento del agua
  • Estar perfectamente tapado y muy bien ajustado
  • Que se un depósito de fácil acceso para su mantenimiento
  • El agua debe tener una temperatura máxima de 20ºC
  • Contar con un sistema de vaciado automático especial para realizar limpiezas
  • Contar con un esquema bien organizado en donde se reflejan las revisiones realizas y un respectivo informe
  • Realizar pruebas para saber si el resultado fue satisfactorio
  • Una limpieza integral tal y como lo exige el decreto y que debe ser anualmente.
By | 2019-05-24T09:12:22+00:00 mayo 24th, 2019|Consejos|