Trucos para tener siempre los espejos limpios

Limpiar los espejos es una tarea pendiente que siempre tenemos y es que, por más que le pasemos un trapo, siempre están sucios o pueden mejorarse. ¿Qué podemos hacer para mantener siempre los espejos limpios? ¿Cuál es el truco o los productos que debemos usar? Si realmente quieres saber algunos trucos para tener siempre limpios los espejos, no te pierdas a continuación todos los consejos que te ofrecemos, ¡seguro que te sirven de mucha utilidad!

Cómo tener siempre los espejos limpios

Mantener un espejo sin una mancha parece misión imposible, pero no lo es. Es cierto que es bastante complicado tener perfecto todos los espejos, pero siguiendo unos pequeños trucos podrás disfrutar de tus espejos sin manchas.

Usa productos de limpieza adecuados

Para poder tener los espejos en perfecto estado, es imprescindible usar los productos de limpieza adecuados. Lo mejor es acudir a productos profesionales, pero si tú no tienes la oportunidad, no te preocupes, también podrás limpiar tus espejos con productos más naturales:

  • Vinagre blanco y agua: añade la misma cantidad de cada ingrediente en una botella con pulverizador y úsalo para limpiar.
  • Vinagre blanco, detergente y zumo de limón: te permitirá limpiar los espejos de tu hogar sin dejar ningún tipo de marca ya que es una mezcla muy potente. Tendrás que mezclar una o dos cucharadas de detergente para lavar los platos, cuatro cucharadas de zumo de limón y media taza de vinagre blanco. Si necesitas más cantidad, tendrás que doblar los ingredientes.
  • Amoniaco: el amoniaco se recomienda a la hora de limpiar espejos que están muy sucios ya que es capaz de eliminar incluso las manchas más resistentes. Para poder usar el amoniaco, mézclalo con agua caliente antes de usarlo.

Utiliza buenas herramientas de limpieza

Al igual que es importante usar productos de limpieza adecuados, también lo es usar las herramientas más específicas para la limpieza de los espejos. Así que asegúrate de tener a mano las siguientes herramientas para que la limpieza sea efectiva:

  • Discos de algodón: te ayudarán a eliminar las marcas más persistentes.
  • Limpiavidrios: ideal para retirar el producto usado como limpiacristales.
  • Papel de cocina o paño de microfibra: para secar los espejos. Es importante no usar cualquier trapo que encontremos por casa ya que lo único que conseguiremos es volver a ensuciar los espejos.

Sigue el proceso de limpieza correcto

A la hora de realizar la limpieza de los espejos o cristales es importante seguir una serie de pasos para que el resultado final sea perfecto. Estos son los pasos que deberás seguir:

  1. Primero quita las manchas con un poco de alcohol. Para ello puedes usar los discos de algodón.
  2. Aplica en el espejo el producto limpiador.
  3. Retíralo usando el limpiavidrios siguiendo siempre la misma dirección.
  4. Seca el espejo haciendo los movimientos en un solo sentido.

Con estos sencillos pasos podrás tener tus espejos relucientes, eso sí, siempre y cuando uses productos adecuados. Pero si no estás seguro de tu destreza a la hora de limpiar los espejos, lo mejor es que contactes con una empresa de limpieza y mantenimiento profesional que se encargue de todo. ¡Quedarás encantado con el resultado!

By | 2021-10-13T08:48:33+00:00 octubre 13th, 2021|Consejos|